Seguinos en Facebook

Búsqueda por Autores

Víctimas inocentes! Por Guillermo “Quito” Mariani

Así aparecen las entidades agro exportadoras representadas en la Mesa de Enlace, de acuerdo a las últimas declaraciones de esos dirigentes. “ El gobierno está a favor de las grandes corporaciones internacionales y las beneficia con la acumulación de ganancias. En cambio ellos resultan víctimas de aquellas corporaciones y son privados de la justa compensación que les corresponde como productores locales” ¡pobrecitos!

De acuerdo a las declaraciones del ministro Domínguez todo el cupo de granos exportables, respetando sólo la seguridad alimentaria, ha sido liberado absolutamente. Todo está siendo colocado a buen precio por la entidades exportadoras. 173 dólares por Ha. el trigo, y 560 dólares la soja. Así, en esta oportunidad,  las ganancias han duplicado las anteriores, gracias al rendimiento de las cosechas, debido a condiciones meteorológicas favorables. Condiciones que no producidas desde luego por las entidades disconformes, sino brindadas gratuitamente por lo que queda de equilibrio ecológico, tras el desmonte indiscriminado y la siembra de granos transgénicos que esas entidades comercializan.

Una Nueva Junta nacional reguladora de granos y un nuevo régimen de trabajo rural (reviviendo el famoso estatuto del peón) proyecto presentado por el ejecutivo en junio del 2010  y actualizado después de los escandalosos descubrimiento de esclavización de los peones rurales por parte de las Grandes  Empresas exportadoras, son rechazados por UATRE y la Mesa de Enlace que reitera su exigencia de exención de retenciones y cupos y que, de acuerdo a un análisis más profundo, pretende quedarse con el dominio de los granos destinados a seguridad alimentaria, para lograr mayores beneficios económicos y más elementos de presión contra el gobierno.

Es para saber quién es quién, tener en cuenta la actitud de Venegas (Momo) representante de Carbap quien desde UATRE, hace valer el peso de todo el gremio para frenar esas iniciativas con el pretexto de que el gobierno intenta “desguazar” a los gremios, e  introducir elementos de confrontación. Se trata de una verdadera traición a los agremiados en la Union Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores que serían los realmente beneficiados por aquellas disposiciones. El argumento con el que justifican su oposición, es que la mesa de Enlace tiene desde el 2008 un estudio consensuado que trata exhaustivamente el tema y lo solucionaría sin que se produjeran robo y confiscación de beneficios, por parte del Estado. ¡Cuanto tiempo les lleva presentar una propuesta, de suma urgencia porque se trata de explotación inhumana de los obreros de la tierra que, en realidad constituyen todavía, un factor indispensable para su enriquecimiento!

Las intenciones de diálogo manifestadas expresamente por los representantes del gobierno nacional son aceptadas ocasionalmente, para repetir las mismas propuestas que consisten no en concesiones por ambas partes, sino en exigencias  de anulación de leyes, desaparición de retenciones, descrédito personal de  la presidenta y sus colaboradores porque no conocen desde La Rosada lo que el campo, y como consecuencia final expresada claramente, finalización del gobierno y de su proyecto. La oposición, sin banderas, ya ha comenzado a plegarse a este proceder, esperando que, de tomarse medidas más agresivas por parte de la mesa de enlace, como cortes de rutas o desabastecimiento, ella pueda prenderse para quitar posibilidades a la reelección de Cristina, con una prueba más de situación de ingobernabilidad o preanarquía como ya lo afirmó Duhalde desde Estados Unidos, a propósito de las ocupaciones de tierras por  parte de diversos grupos organizados.

Se sigue hablando por parte de integrantes de la Mesa, de que los que llevan la peor parte son los pequeños productores, y así continúan alimentando la ilusión de que si los grandes aumentan sus ganancias a ellos también les tocará su parte. Ninguna de las agrupaciones de pequeños productores organizados en defensa de mejores condiciones de trabajo y de vida, se tragan ya estas promesas. Pero hay un objetivo claro: desestabilizar e inducir nuevamente miedo a la población con ese instalarse al borde las rutas, como sucedió en Oliva, no tanto con gente sino con tractores, camiones y cuatro por cuatro impresionantes, para dar sensación de poder absoluto, aunque no haya más de 80 o 100 personas congregadas.  Se puede prever toda clase de excesos en esas  exigencias. Lo lamentable sería que el gobierno accediera a volver atrás de un proyecto, que está lejos de ser perfecto, pero está corrigiendo defectos ancestrales en todo lo referente a la agricultura y ganadería, como fuentes de recursos para el país entero y no para unos cuantos aprovechados. Las víctimas inocentes no son ellos, sino la mayoría de los auténticos campesinos y  los pobres de menores recursos.

José Guillermo Mariani (pbro)

Leave a Reply