Libertad condicionada. Entrevista a Julián Cruzalta, Teólogo. Por Dolores Curia

De visita en nuestro país, invitado por Católicas por el Derecho a Decidir, el teólogo feminista y fraile mexicano Julián Cruzalta analiza el proyecto de ley de libertad religiosa que impulsa el Ejecutivo y explica por qué constituye un mecanismo para negar libertades y violar derechos. Comparte con Soy la experiencia mexicana donde una iniciativa similar no prosperó gracias a la resistencia colectiva y devela las estrategias globales de un poder eclesiástico que se actualiza con astucia. Por qué éste es un momento clave para plantear una separación de raíz entre Iglesia y Estado.

El Poder Ejecutivo impulsa desde junio un proyecto de ley que en nombre de palabras tan amables como “libertad” e “igualdad” (religiosas) propone que todos los credos pasen a gozar de varios de los privilegios de los que disfruta hoy la iglesia católica y a tener voz e injerencia en las políticas públicas. Es una apuesta por un Estado pluriconfesional que convalida la objeción de conciencia como contraseña para eludir el cumplimiento de derechos consagrados. El gran caballo de Troya es sobre todo que este proyecto promueve no sólo la objeción de conciencia individual sino la institucional, es decir, que da rienda suelta para que los funcionarios de, por ejemplo, el Registro Civil se puedan negar en masa a casar a dos personas del mismo sexo, a que todo un hospital pueda bloquear el acceso a un aborto legal o a que un colegio pueda rehusarse a admitir a una niña trans. Todo enmascarado detrás del concepto de libertad religiosa, que en Argentina no necesita de nuevas leyes ya que está perfectamente garantizada en la Constitución. El proyecto de ley de libertad religiosa fue velozmente presentado en la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto de la Cámara Baja pero por ahora permanece frenado debido a que despertó un profundo rechazo de las organizaciones de mujeres, lgbti, ateos y DDHH, que en ningún momento fueron consultadas para su redacción.

Fray Julián Cruzalta, especialista mexicano en ética y teología feminista, especialista consultado por la Corte Suprema de su país a la hora de despenalizar el aborto en el DF y para la confección de las nuevas Constituciones en Bolivia y Ecuador, visitó estas tierras para participar del encuentro Diálogos sobre Libertad religiosa, organizado por Católicas por el Derecho a Decidir la semana pasada, en respuesta a este reaccionario proyecto de ley. Aterrizó en Buenos Aires, además, en un momento candente de la discusión sobre la laicidad del Estado argentino: en la Corte Suprema se debatía la ley provincial que en Salta vuelve obligatorio el adoctrinamiento católico en todas las escuelas (ver recuadro). Cruzalta define el uso del concepto de “libertad religiosa” como una jugada “global”: en muchos lugares del mundo, dice, “están reconfigurado ese concepto para avasallar libertades”.

¿En qué consiste este uso mundial de la idea de libertad religiosa?

–Primero aclaremos algunos puntos: el tema de las libertades nunca fue precisamente santo de devoción de la iglesia católica romana. El reclamo de libertades viene del liberalismo como ideología y la iglesia fue desde un inicio antiliberal y antimoderna, de modo que los Derechos Humanos tampoco fueron su tema. A los católicos conservadores nunca les gustó oír hablar de libertad religiosa porque implicaba abrir el juego a otros credos. Era un tema vetado porque credo sólo podía haber uno. Esto fue así hasta 1960. Hasta el Concilio Vaticano II. Allí una de las discusiones más fuertes fue la de la libertad religiosa. La Iglesia entonces toma el tema de los derechos y libertades, dice que la defensa de los credos es plural y que en el siglo veintiuno vamos a regresar al humanismo, a una nueva evangelización del mundo. Europa del Este se vuelve bandera para hablar de libertad religiosa. Benedicto XIV retomará esto, dice que el mundo secular ha perdido los valores, que Europa es cristiana. Esta nueva evangelización es la nueva cruzada de la agenda moral católica. A partir de los 90 la resignificación se hace más fuerte.

Es decir que un elemento extraño que era hostil -la libertad religiosa- se incorpora. 

–De pronto se resignifica el ser nacional: ser mexicano o ser argentino es ser católico. La moral católica como concepto había perdido prestigio mientras ganaban poder grupos no religiosos que reivindican derechos y libertades (las mujeres, la diversidad). La Iglesia cambia de estrategia: ya no va de frente contra estos grupos sino que busca alianzas con otros grupos religiosos para hablar de derechos y libertades en otros términos. Es un nuevo discurso global que se intensifica a partir de Juan Pablo II. Con cada Papa va cambiando el discurso.

¿Y con Francisco?

–Con él tenemos al tema social en primera línea más que la moral sexual. Claro que lo social también es tomado desde el punto de vista moral, no es que deja de haber moralismo, pero el énfasis no está en la moral sexual. Aunque Francisco pronuncie discursos sobre libertades y derechos, doctrinariamente no hay grandes cambios. Aquí es donde entra la iniciativa de libertad religiosa, que cuando uno la analiza no se trata de ampliar libertades, es engañoso un título como el del proyecto que están discutiendo aquí. Se trata de que en nombre de una religión se limiten libertades de quienes no son creyentes o son creyentes con otra mirada. Esto es lo peligroso: lo engañoso del lenguaje. Porque ¿quién podría oponerse en primera instancia a la libertad religiosa?

Plegarias entendidas

Cruzalta peregrina dando clases y charlas por Latinoamérica. En la mochila lleva una larga serie de distinciones como experto en teología, ética, feminismo: es fundador de Católicas por el Derecho a Decidir y del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, miembro de la Red de Profesores e Investigadores de DDHH de la Cátedra Unesco de la Universidad Autónoma de México, por nombrar algunos títulos. Pero si se lo googlea, también aparecen desconcertantes motes como el de “falso cura abortero”, como lo llaman en los sitios de la prensa católica.

Se ha pronunciado contra la obligatoriedad del celibato, a favor del matrimonio igualitario, de la despenalización del aborto. Como fraile dominico debe tener graves problemas con la cúpula…

–Soy una persona muy molesta para la institución. A la vez vengo de una orden en la que buscamos la verdad. Entonces lo personal, los problemas que pueda tener, pasan a segundo plano. Puede ser que me echen por estas posturas, sí. Tampoco me victimizo, me gustan las discusiones que llevo. Mucho de lo que soy me lo dio la institución. No estoy encerrado en la orden de los dominicos, soy profesor de teología para pastores hace mucho en muchas otras iglesias, en Universidades, me consultan de muchos espacios.

En México hubo un proyecto similar al que se discute ahora acá entorno a la libertad religiosa y lo frenarlo. ¿Cómo hicieron?

–Hace cinco años se intentó agregar en la Constitución a la libertad religiosa, querían incluirla en un artículo. El argumento era que en México había persecución religiosa porque no se permitía enseñar catolicismo en la escuela pública. En México las iglesias no pueden poseer medios de comunicación. Está prohibido por ley, son principios del Estado laico. Para evangelizar, las iglesias compran tiempo en los medios. Querían implantar por ley la educación religiosa en la escuela pública y crear medios para las iglesias subvencionados por el Estado.

¿Quiénes impulsaban allá esa reforma de la Constitución?

–Jerarquías católicas que hacen alianza con los gobernantes. El México los gobiernos actuales son muy ilegítimos. Este acuerdo lo hacen con Felipe Calderón. También juegan los poderes fácticos, los grandes empresarios, que ahora se presentan misteriosamente como defensores de libertades. Los gobernantes creen que como la gente es católica, las jerarquías de la iglesia los ayudarán en las campañas, pero lo cierto es que en México el Estado es fuertemente laico.

¿Cómo se logró esa separación entre Estado e iglesia?

–Por la historia del país. Hemos sufrido dos guerras religiosas. El pueblo mexicano es muy católico, muy guadalupano, pero defiende el Estado laico. Las iglesias podrán llenarse los domingos pero la gente no quiere a los obispos metidos en lo público. La última guerra religiosa que tuvimos fue en los 30. La Conferencia episcopal decreta cierre de cultos, se cierran los templos. Y se levanta una guerrilla religiosa en el país, poblaciones enteras se arman, se van a las montañas, contra el ejército mexicano. Los obispos salen del país. Se van a Estados Unidos. Después los obispos negocian con el Estado, vuelven, abren los templos, pero en la negociación se les olvida el pueblo, lo dejan armado en las montañas, sin ley de amnistía y pasan a ser criminales. El pueblo mexicano no olvida esa historia.

¿Cómo le iría a la Argentina en un test de laicidad?

–Bastante mal. Revisando sus leyes, como hice antes de venir aquí, se puede ver que hay un mito de que tienen un Estado laico, pero hay una gran cantidad de leyes vigentes que otorgan beneficios a la iglesia católica.

La jubilación de privilegio para los curas es un ejemplo de esas leyes. El proyecto de ley de libertad religiosa usa inteligentemente ese tema, dice que viene a hacer justicia con respecto a los privilegios de los católicos.

–Pero la alternativa que propone es dar privilegios a las distintas iglesias. Propone un Estado no laico sino pluri-religioso. Un Estado laico está basado no en la libertad religiosa sino en la libertad de conciencia. Y este proyecto no habla casi de libertad de conciencia.

¿Cuál es la diferencia?

–Dentro de la libertad de conciencia está la libertad de culto, la posibilidad de ejercer pública y privadamente mi religión. Derecho a creer y a no creer. Este proyecto no habla de no creer. Discrimina a quienes no son creyentes. La libertad de conciencia es más amplia porque aplica para los no creyentes.

¿Qué recomienda hacer para frenar este ataque contra el Estado laico?

–En México hicimos grandes campañas con el poder legislativo. Entre otros factores, ayudó que muchos grupos evangélicos protestaron porque lo que se pretendía era privilegiar a la iglesia católica. Acá son más hábiles y prometen beneficios para todas las iglesias. Allí, gente de diversos ámbitos, la Filosofía, el Derecho, organizamos foros alertamos sobre esto. Nos sumamos a la modificación de la Constitución con nuestras propias ideas. Hoy el artículo 24 habla de “libertad de concepciones éticas”, algo muy diferente de la iniciativa original. Los obispos quedaron muy enojados, porque querían la “libertad religiosa”. Dice en el artículo que Estado mexicano avala la libertad de culto, de concepciones éticas y religiosas. E incluimos la definición de México como Estado laico. Lo fuimos siempre pero la Constitución no lo decía. Es un triunfo parcial. En unos años volverán a insistir porque es parte de su agenda. Argentina está en un momento clave de definición del Estado laico.

¿Por qué?

–¿Qué argumentaban ellos? Que nosotros nos habíamos quedado con las definiciones del siglo XIX entre conservadores y liberales, y que Estado laico ya lo teníamos, que por qué insistíamos tanto. Pero las definiciones son dinámicas. Ellos mismos son dinámicos, han reconceptualizado la libertad religiosa. La iglesia no es un ente fácil de analizar. No se comporta como un partido político, o una ONG. Nuestras categorías de conservadores y progresistas no alcanzan. La iglesia lleva dos mil años negociando con todos los sistemas políticos y económicos. No sólo son los obispos: hay muchos movimientos desde la monjita parroquial a las páginas web religiosas. Acá hablarán de este proyecto tres obispos pero hay cientos de grupos dando argumentaciones. La iglesia actualiza su lenguaje. Nosotros también debemos ser dinámicos. Esto implica por ejemplo que no podemos seguir tomando como enemigo a la objeción de conciencia.

¿Por qué no sería enemiga?

–La objeción de conciencia nace como derecho de las minorías ante el Estado para no vivir como el Estado les manda. El problema no es la objeción de conciencia siempre y cuando sea individual. Este proyecto de ley la quiere volver institucional y está pervirtiendo su concepción porque se la quiere usar para violar los derechos de otros individuos. La libertad de conciencia es un derecho y la objeción de conciencia es su ejercicio. No es ella el problema. El Estado laico del siglo XIX no nos sirve ya como modelo para un Estado laico contemporáneo.

 

Fuente Página 12.

Ni una menos – 3 Junio 2016

Ni una menos¿Qué es la violencia machista?


La violencia machista es aquella que se ejerce mediante toda acción, u omisión, dentro del marco de una relación desigual de poder, que de manera directa o indirecta, tanto en el ámbito público como privado, afecta tu vida, libertad, dignidad, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, y por el hecho de ser o sentirte como una mujer.

La violencia machista adopta diversos tipos:

1. Física: Si te produce daño, dolor o, riesgo de producirlo, en tu cuerpo o cualquier otra forma de maltrato que afecte tu integridad física.
2. Psicológica: Si te causa daño emocional, si afecta tu autoestima, perjudica o perturba tu desarrollo personal , si busca degradarte, controlar tus acciones, tus creencias y decisiones mediante la amenaza, el acoso, el hostigamiento , la humillación, la manipulación y el aislamiento.
3. Sexual: Si vulnera en todas sus formas, con o sin acceso genital, tu derecho a decidir voluntariamente sobre tu vida sexual o reproductiva, mediante la amenaza, el uso de la fuerza o la intimidación.
4. Económica y patrimonial: Si busca menoscabar tus recursos económicos o patrimoniales mediante diversas acciones que incluya la pérdida de tus bienes hasta el control y limitación o control de tus ingresos.
5. Simbólica: Si se naturaliza la subordinación de las mujeres en la sociedad, mediante la transmisión y reproducción de patrones estereotipados, mensajes, valores, íconos o signos que promueven la dominación, desigualdad y discriminación.

 

Fuente: Niunamenos.org

Amontonando preguntas. Por Guillermo “Quito” Mariani

De acuerdo: es prematuro hacer juicio definitivo sobre la impactante muerte del fiscal Nisman. Pero es indudable que la prensa, alineada y voz de la oposición, eligió como táctica provechosa para sus fines destituyentes, la táctica de “amontonar” preguntas. Muchas de ellas fueron respondidas casi de inmediato por los detalles de la realidad, pero se siguen haciendo circular. Aunque todas las apariencias indicaban un suicidio., las preguntas fueron, desde la publicidad de la noticia, basadas en ésta que es una afirmación contundente ¿quién asesinó o mandó asesinar al fiscal?

A pesar de las conclusiones ya conocidas de una investigación nada complicada (el cuerpo bloqueando la puerta del baño, la pistola y el casquillo de la bala, el disparo en la sien, el testimonio de la guardia del edificio, la declaración del amigo anónimo que le proporcionó la pistola “para defensa personal” porque al parecer no le bastaban los diez custodios armados, y suponía que en la Legislatura tendría que defenderse “a las balas”…) que aseguraron ya que no hubo otra persona y que podría tratarse de un suicidio inducido pero no de un asesinato directo, se sigue insistiendo en el argumento de la falta de restos de pólvora en la mano que supuestamente manejó la pistola. Sin concer que, en una cantidad de casos conocidos, no logró detectarse pólvora en las manos de las víctimas, y mucho menos cuando se usó una pistola de buena calidad y de ese calibre. El sr. Lanata Clarín inventó, como accesorio, un maletín desaparecido que contendría las más graves acusaciones que se iban a revelar en la sesión de la tarde. ¿Puede imaginarse que todo el caudaloso historial de las importantísimas decisiones “magniacusatorias” del Fiscal, estuvieran reservadas en un simple maletín, sin archivos en computadoras y otros elementos electrónicos?

Aparecerán todavía, seguramente detalles mínimos que darán motivo para nuevas suspicacias: hombres araña para entrar por las ventanas, puertas desconocidas para acceder al departamento, complicidad de los custodios…y seguirá el “amontonamiento” de preguntas sugerentes.

 

Pero yo me atrevo a señalar que hay una pregunta que no se ha hecho, al menos, públicamente y convierte todo ese amontonamiento de aparentes inquietudes insinuantes de respuestas, en un ridículo recurso, peligroso incluso para quienes las formulan.

La pregunta clave es: ¿A QUIEN O QUIÉNES FAVORECE ESTE HECHO TREMENDO EN UN CLIMA POLITICO ELECTORAL QUE HA VENIDO EXPRESÁNDOSE Y ESPESÁNDOSE HACE TIEMPO?

 

Ciertamente no favorece al Gobierno.Todo lo hecho hasta ahora con un plan favorecido extraordinariamente por la prensa hegemónica, no ha disminuido en las encuestas moderadamente honestas, que se han venido realizando, la aprobación al proyecto y decisiones del Gobierno. Resultaba necesario un golpe mortal. Una denuncia de complicidad con el atentado de la AMIA, con toda la fuerza del periodismo, era una propuesta ideal. Y se dio con la persona acertada. Resultó verdaderamente conmocionante. Y logró entusiasmar para salir a las calles, a quienes estaban esperando algo así. “Yo soy Nisman”, decían algunos carteles maliciosamente ingenuos de esos miles de manifestantes. De ningún modo entonces, favorece al gobierno, la desaparición del Fiscal. Los escritos que iba a presentar a diputados están en manos de la Justicia. Era cuestión de tiempo para que pasaran al conocimiento de todos. (aunque Nisman se negó absolutamente a que sus declaraciones fueran filmadas por los medios). Pero el resultado apareció problemático a algunos, en último momento. Había que producir un escándalo mayúsculo. Una muerte había matado a Néstor. Una muerte podía matar a Cristina y con ella al proyecto kirchnerista.

Desde el 2008, con los cortes de rutas, agresivos e insultantes contra la Presidenta propiciados por la Mesa de enlace, vocera de la oposición; pasando por la muerte del militante del partido obrero Mariano Ferreyra (2010) resultado de la conspiración Pedraza-Moyano que fue señalada como elemento concurrente para la muerte de Néstor; el intento de abolición por declaración de anticonstitucional de ley de Medios tendiente a terminar con los abusos de las empresas monopólicas mediáticas, en el 2013; la acumulación de denuncias sobre “la ruta” del dinero de los Kichner seguida obsesivamente por la omnidenunciante Lilita y su colega Lanata modelo de imaginación satírica; los ataques exitosos del desmoronamiento absoluto de la personalidad y crédito del Vicepresidente; la adhesión a la acometida de los fondos Buitres; las denuncias y manejos de la causa Telesur….todo venía resultando fallido. La destitución no llegaba ni por la violencia ni por las elecciones anticipadas.

Una explosiva denuncia acompañada de un embargo de bienes espectacular y abarcando a las principales figuras del gobierno fue elaborada por un Fiscal, desacreditado ante los familiares de las víctimas del atentado de la Amia, por su larga ineficacia en la marcha de la causa. Y con una estrategia verdaderamente mafiosa se logró que su muerte conmocionara la opinión pública.

Quedan indudablemente, cosas por especificar. Entre ellas: ¿quién o quienes convencieron al Dr. Nisman de no hacer el papelón en la legislatura y convertirse en héroe de la resistencia? -La línea CIA, SIDE (Stiuso), Nisman tiene que ser investigada a fondo.   -Aunque como posibilidad más remota, también las relacionadas con los acusados, hasta ahora impunes, en la causa de la AMIA que, de ninguna manera están ausentes de la conmoción causada por atentados a nivel internacional.

 

Mis reflexiones son un espontáneo análisis de lo que conozco hasta ahora. No me ofende que las califiquen de parciales o excesivas. Mi deseo como el de muchos que no aparecen todavía porque ante ciertas ambigüedades es mejor guardar silencios de espera, es que la verdad aparezca y las mafias desparezcan de la contienda política democrática argentina y mundial.

La cruda realidad. Por Guillermo “Quito” Mariani

¡Francia está estremecida! Cuatro millones de franceses repudian esa venganza traicionera y absolutamente desproporcionada! Y todo el mundo no islámico, se horroriza ante esa injuria a la libertad de expresión y ese fanatismo que lleva a despreciar el valor de la vida humana, la ajena y la propia. Las expresiones de repudio han concentrado millones de hombres y mujeres en los grandes centros del mundo.

Es un testimonio tremendo. Quienes animan la realización de estas acometidas de terror debieran conmoverse frente al rechazo universal de su conducta, sus fanatismos y ambiciones. Pero… concentraciones quizás tan numerosas como estas se realizaron en las principales capitales del mundo rechazando el capricho norteamericano de arrasar Irak. Y en contra de la decisión de ONU, la invasión se llevó a cabo y sus secuelas perduran.

Pareciera entonces que rechazar, denunciar, condenar severamente, concentrar mayorías de resistencia a la violación de los derechos humanos esenciales, lamentarse convencidos de que “es lo que hay” y ya no podemos escaparnos de estas realidades que revelan la presencia de lo más deleznable que puede albergar el ser humano: el odio… tiene que dar lugar a un análisis más profundo que descubra tácticas más eficaces para disminuir, al menos, la frecuencia y lo inhumano de estos acontecimientos.

Y por eso no hay que olvidar los procesos históricos que desembocan en panoramas como el que estamos viviendo. Porque, detrás de todo, hay una especie de aprendizaje social, lento y profundo del que resulta muy difícil liberarse.

 

-Hemos aprendido, primero, que el dominio es más importante que los esfuerzos de comunión. Y en esa carrera emulan la delantera los medios masivos de comunicación que dependiendo de poderosas  empresas internacionales imponen sus intereses manipulando la información en su favor.

-La conciencia de que lo importante es “ganar” ha invadido todas las actividades, el tránsito vehicular, el deporte, las discusiones, la política y es generadora de una cantidad de violencias políticas,familiares, de género y discriminantes.

-Sabemos también que el capital es el factor más importante para calificar a las personas y sociedades, aunque por debajo sigan corriendo manejos sucios contrariando leyes y valores humanos. Y que, si no se aceptan las reglas, incluyendo las delictivas, para lograrlo, estarás permanentemente “en la lona”

-No tenemos duda de que la fuerza de las armas y su venta para dirimir contiendas inventadas, es lo más “convincente” para lograr sujeciones con supremacías

-Nos hemos acostumbrado a que instituciones tan prestigiosas, mayoritarias y piadosas como la iglesia católico-romana, no se hayan privado y aún justificado emprendimientos como las Cruzadas, la Inquisición y otras parecidas, con la convicción de ser absolutamente poseedoras de la salud y la salvación, camino de fanatismos.

-Por encima de todos los convenios y acuerdos internacionales en los organismos creados con ese fin, hemos experimentado que el más fuerte siempre tiene privilegios y termina triunfando.

-Son muy pocos los países que, como Argentina, sin dejar pasar el tiempo hasta el olvido, han llevado a los tribunales a genocidas torturadores y tiranos

-Estamos convencidos de que con todos los discursos y acciones para evitar las alteraciones producidas por las violaciones ecológicas son tomadas en serio por los chicos adoctrinados en las escuelas, los adultos afiliados a diversas agrupaciones defensoras del medio ambiente, pero violadas con secuelas tremendamente dañosas por las grandes industrias de los países que rehúsan a firmar tratados y compromisos concretos.

-No nos llama la atención de que se nos presente a un Dios asesino, que exigió la muerte de su hijo preferido para vengar las ofensas recibidas, y que menosprecie esta vida en favor de otra reservada para los que aceptan el sufrimiento.

TODO ESTO ES LO APRENDIDO-       ¡Y TENEMOS QUE DESAPRENDERLO!,

PARA LOGRAR UN VERDADERO CAMBIO. UNA PAZ QUE NO ESTÉ SIEMPRE PRONTA A ESTALLAR O QUE EXIJA PERMANENTEMENTE ESTAR PREPARANDO GUERRAS!

Algo quizás podamos hacer, fomentando en los jóvenes, desde todos los ángulos, un sentido crítico que vaya desmoronando estas lamentables lecciones, fruto de experiencias sociales repetidas y por eso, condicionadotas de nuestras conductas, con estas terribles consecuencias.

 

 

Y van apareciendo. Por Guillermo “Quito” Mariani

Aquel 13 de Marzo del 2013, cuando desde el balcón central de la basílica de San Pedro el nuevo Papa saludó a la multitud expectante en la Plaza, el grito triunfalista de ¡Argentina, Argentina! se escuchó en millares de gargantas, recordando las mismas expresiones con que en los mundiales de fútbol los hinchas argentinos celebran eufóricos los triunfos alcanzados. Muchos que seguían por TV las alternativas del Conclave, saltaron de sus asientos al escuchar la novedad e inmediatamente se convocaron concentraciones frente a los templos para saltar y celebrar la elección, como otro triunfo de Argentina.

La actitud pública para con la Iglesia gobernada hasta entonces por el alemán Benedicto XVI cuya elección no fue recibida ni en el Vaticano ni en Alemania con el grito   ¡Deutschland, Deutschland!, cambió fundamentalmente desde aquel simpático y simple “buona sera” con que Bergoglio se compró a la multitud.

Sea por el triunfalismo argentino que no duda en aprovechar ocasiones para manifestarse, o por el estilo con que Francisco I ha encarado el trato con la gente y la apertura para dar lugar a todos, o la publicidad que se ha dado mundialmente a su figura y a algunos éxitos logrados con sus intervenciones en orden al restablecimiento de la paz mundial, o a las esperanzas de reforma profunda de la Iglesia a que ha dado pie con algunos pronunciamientos importantes, lo cierto es que hay un ambiente de simpatía y aprecio para con él que redunda en un cambio de posición frente a la Iglesia católica por parte de un número considerable de gente.

Un buen “estudio de mercado” o “análisis de situación” lleva entonces a quien tenga alguna ambición de popularidad a utilizar ese clima para “llevar agua a su molino”. Ya ha sido motivo de análisis por diversos grupos la calificación de la gente que, con un Vaticano de puertas abiertas, ha buscado y logrado su “foto” y su diálogo con el Papa.

El recuerdo de lo que significó en Polonia el triunfo de Lech Walesa y su sindicato Solidaridad con el apoyo y simpatía de Juan Pablo II, la experiencia del triunfo de Bush apoyado por grupos religiosos adversos a la despenalización del aborto, la intervención de Pío XII para lograr en Italia el triunfo de la democracia cristiana ordenando a las monjas de clausura salir de sus recintos para votar, las influencias vaticanas para que ese institucionalizada el partido demócrata cristiano para competir en 1954 con el peronismo que se acercaba desde su tercera posición a la de la doctrina social de la Iglesia. Las consultas evacuadas por muchos obispos confidentes de los integrantes de la Mesa de Enlace para legalizar el rechazo de la 125….Todas son experiencia para tener en cuenta en un análisis de situación.

Y no es raro entonces que de modo y origen imprevisto surjan posiciones netamente proselitistas para lograr apoyos electorales adhiriéndose a los principios cristianos o mejor a los de la doctrina social de la Iglesia.

Ciertamente una postura que se identifique con Francisco I, resultará cautivante `para quienes no dispongan o desconozcan las propuesta sociales de diversas agrupaciones políticas y se nieguen a reconocer los resultados intentados y logrados por determinados proyectos y realizaciones oficiales. Que la democracia cristiana tenga y presente sus candidatos traerá actividad y movimiento a una agrupación desgastada. Pero no son las elucubraciones por un mundo mejor las que satisfarán las aspiraciones legítimas, sino las acciones que, aunque sea lentamente, hayan influenciado en mejorar ese mundo de relaciones por el estricto respeto a los derechos humanos y un permanente intento de inclusión, e igualización.

Movimientos Campesinos. La lucha por la tierra: Angelelli vive. Jornada de reflexión y debate

Movimientos Campesinos

La lucha por la tierra: Angelelli vive. Jornada de reflexión y debate

El viernes 1 de agosto a partir de las 20 hs.Movimiento Campesino

Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba (3er. Piso)

Videos sobre Angelelli, Obispo y Martir y las luchas de hoy del Movimiento campesino en Córdoba

Reflexión y debate con participación de todos los asistentes

Coordinación: Mariano Saravia, periodista y escritor

La propuesta es unir la memoria de las luchas por la tierra, impulsada por la pastoral diocesana del Obispo Angelelli en La Rioja, con los reclamos actuales de los derechos campesinos en la defensa de sus tierras, sus cultivos y su vida.
_______________________________________
Organizan:
Movimiento Campesino de Córdoba,
Grupos Sacerdotal Enrique Angelelli,
Tiempo Latinoamericano,
Subsecretaría de Derechos Humanos de Luz y Fuerza

El ser humano como nudo de relaciones totales. Por Leonardo Boff

En 1845, Karl Marx escribió sus famosas 11 tesis sobre Feuerbach, publicadas solamente en 1888 por Engels. En la sexta tesis Marx dice algo cierto, pero reduccionista: «La esencia humana es el conjunto de las relaciones sociales». Efectivamente no se puede pensar la esencia humana fuera de las relaciones sociales, pero es mucho más que eso, pues resulta del conjunto de sus relaciones totales.

Descriptivamente, sin querer definir la esencia humana, ésta surge como un nudo de relaciones vueltas hacia todas las direcciones: hacia arriba, hacia abajo, hacia dentro y hacia fuera. Es como un rizoma, un bulbo con raíces en todas las direcciones. El ser humano se define en la medida en que activa este conjunto de relaciones, no solo las sociales.

En otras palabras, el ser humano se caracteriza por surgir como una apertura ilimitada: hacia si, hacia el mundo, hacia el otro y hacia la totalidad. Siente dentro de si una pulsión infinita, pero solo encuentra objetos finitos. De ahí su permanente incomplección e insatisfacción. Esto no es un problema psicológico que un psicoanalista o un psiquiatra puedan curar. Es su marca distintiva, ontológica, y no un defecto.

Pero, aceptando la afirmación de Marx, buena parte de la construcción de lo humano se realiza efectivamente en la sociedad. De ahí la importancia de considerar cuál sea la formación social que crea las mejores condiciones para que él se abra plenamente en las más variadas relaciones.

Sin ofrecer las debidas mediaciones, dicen que la mejor formación social es la socialdemocracia: comunitaria, social, representativa, participativa, de abajo hacia arriba y que incluya a todos sin excepción. En palabras de Boaventura de Souza Santos, la democracia debe ser sin fin. Tenemos que ver con un proyecto abierto, siempre en construcción, que comienza en las relaciones dentro de la familia, de la escuela, de la comunidad, las asociaciones, los movimientos, las iglesias y culmina en la organización del Estado.

Como en una mesa, veo que una democracia mínima y verdadera se sostiene sobre cuatro patas, como subrayaba tanto durante su vida Herbert de Souza (Betinho) , idea que, juntos en conferencias y debates, tratábamos de difundir entre los alcaldes y dirigentes populares.

La primera pata consiste en la participación: el ser humano, inteligente y libre, no quiere ser solo el beneficiario de un proceso, sino actor y participante. Sólo entonces se hace sujeto y ciudadano. Esta participación debe venir desde abajo para no excluir a nadie.

La segunda pata consiste en la igualdad. Vivimos en un mundo de desigualdades de todo tipo. Cada uno es único y diferente. Pero la participación creciente en todo impide que la diferencia se vuelva desigualdad y permite que crezca la igualdad. La igualdad en el reconocimiento de la dignidad de cada persona y el respeto de sus derechos sostiene la justicia social. Junto con la igualdad viene la equidad: la proporción adecuada que cada cual recibe por su colaboración en la construcción del todo social.

La tercera pata es la diferencia. Viene dada por la naturaleza. Cada ser, sobre todo el ser humano, hombre y mujer, es diferente. Esto debe ser aceptado y respetado como una manifestación de las potencialidades propias de las personas, los grupos y las culturas. Las diferencias nos revelan que los humanos podemos ser de muchas formas, todos ellas humanas, y por ello merecedoras de respeto y de acogida.

La cuarta pata se realiza en la comunión: el ser humano posee subjetividad, capacidad de comunicación con su interioridad y con la subjetividad de los otros; es portador de valores como solidaridad, compasión, protección de los más vulnerables y diálogo con la naturaleza y con la divinidad. Aquí aparece la espiritualidad como una dimensión de la conciencia que nos hace sentirnos parte de un Todo, y como ese conjunto de valores intangibles que dan sentido a nuestra vida personal y social, y también a todo el universo.

Estas cuatro patas siempre van juntan y equilibran la mesa, es decir, sostienen una democracia real. Ella nos enseña a ser coautores en la construcción del bien común y en su nombre aprendemos a limitar nuestros deseos por amor a la satisfacción de los deseos colectivos.

Esta mesa de cuatro patas no existiría si no se apoyara en el suelo y en la tierra. Así, la democracia no estaría completa si no incluyera a la naturaleza que hace posible todo. Proporciona la base físico-química-ecológica que sostiene la vida y a cada uno de nosotros. Debido a que tienen valor por sí mismos, independientemente del uso que hagamos de ellos, todos los seres son portadores de derechos. Merecen seguir existiendo y debemos respetarlos y entenderlos como ciudadanos. Estarán incluidos en una democracia sin fin socio-cósmica. Desplegado en todas estas dimensiones se realiza el ser humano en la historia, en un proceso sin límites y sin fin.

 

Fuente: Servicios Koinonia

Indignados. Por Daniel Goldman y Eduardo de la Serna

La Argentina reiteradamente se ve prostituida por falta de justicia.

El paradigmático “caso de Marita Verón” resulta el nuevo puñetazo en la herida de los más vulnerables. De manera contundente repudiamos el fallo judicial y esperamos que la Justicia abandone actitudes corporativas y “lave sus trapos en público”, como deben ser públicos los juicios y las sentencias. Abogamos porque los jueces de la vergüenza sean separados de sus cargos que ensucian y nos ensucian.JUSTICIA-NO-IMPUNIDAD

Sabemos fehacientemente que hay cosas que no pueden existir sin apoyos múltiples. Las redes de trata son un ejemplo de ello:

No podrían existir sin apoyo policial que les dé protección o avisos.

No podrían existir sin apoyo de “machos” que se desinteresan de la persona que tienen delante y a la que usan.

No podrían existir sin apoyo político que acelere “trámites” y “legalice” presencias.

No podrían existir sin apoyo económico que financie, traslade y esconda.

No podrían existir sin apoyo judicial, como ayer quedó comprobado.

Cuando la Justicia se compromete con las mafias poderosas nos preguntamos ¿qué beneficios reciben los jueces para no juzgar? ¿Cuántas veces más será secuestrada Marita Verón, ahora también por las redes de trata de la Justicia?

Soñamos otra Argentina.

Soñamos que el fallo de ayer sea una bisagra para la Justicia, la cual demasiadas veces ha demostrado ser vergonzosa, cómplice, mentirosa y corrupta.

Soñamos, sencillamente, que la Justicia sea justa.

¡Ay, los campeones en beber vino, los valientes para escanciar licor, los que absuelven al malo por soborno y quitan al justo su derecho! (Isaías 5:22-23.)

“Justicia, justicia perseguirás” (Deut. 16:20).

* Presbítero del Movimiento de Sacerdotes en Opción por los Pobres.

** Rabino de la Comunidad Bet El.