Con Usted al PasoJosé Guillermo Mariani

Huérfanos en vida. Por Guillermo “Quito” Mariani

Así calificó el Obispo de Villa María, Samuel Jofré, en su homilía del 8 de diciembre, fiesta de la Inmaculada Concepción de María, a los bebés frutos de “fertilización asistida”, o “fecundación in vitro” o en lenguaje más popular “bebés de probeta”, advirtiendo que estamos permitiendo experimentos que no están de acuerdo con la ley de Dios. Un bebé de probeta no está en el plan de Dios afirmó, y de este modo justificó su calificación. En realidad es un “huérfano en vida”

Y esto, a propósito justamente de la celebración de la fiesta de la Inmaculada Concepción, título de María como patrona de la ciudad. Es de notar que el título de Inmaculada Concepción de María no tiene nada que ver con que haya sido concebida de un modo distinto al normal regido por la comunicación sexual, ni tampoco se refiere para nada a su virginidad. Significa (y es un dogma eclesiástico proclamado a fines del siglo XIX en el Concilio Vaticano primero), que los católicos afirmamos que, desde su concepción en el vientre materno, María no tuvo complicidad alguna con lo que la tradición llamó “pecado original”. Un “pecado original” que no tiene nada que ver con el sexo (a pesar del juicio de San Agustín) sino que como raíz de todos las transgresiones de la voluntad del Dios de Jesús, es el EGOISMO enfrentado y destructor de valor fundamental proclamado por JESÚS para la construcción del reinado de Dios entre los hombres: el AMOR.

Al pecado se refirió el Obispo afirmando que los pecados son origen de todos los males que padecemos. Se refirió particularmente, al consumismo, sin señalar como su origen al sistema capitalista que vivimos, sino a una “modificación del desorden cósmico” haciendo depender su disminución del proceder de cada uno. Luego, quizás para referirse más específicamente a la festividad del día, lanzó esa calificación discriminante de los nacidos con el método de fertilización asistida.

No advirtió -y esto es muy grave- que en el caso de Jesús se produjo (ateniéndonos a la tradición literal y sin demasiada crítica) el primer caso de fertilización asistida! ¿Qué fue un milagro de Dios? Como quiera que sea, Jesús no habría sido concebido en el seno de María gracias a la comunicación sexual con un varón. Jesús sería entonces “un huérfano en vida” Pero, dicen es un milagro! Sin embargo, la calificación de “milagro” (cosa maravillosa) corresponde también a todo el proceso de investigación para llegar la fecundación asistida, fruto del trabajo de una cantidad de científicos que gracias a la voluntad de Dios consiguieron finalmente producir este MILAGRO de la ciencia. Todo el relato bíblico de Mateo que afirma la extrañeza y hasta el desencanto de José ante el embarazo de María, considerando adulterino el fruto de su vientre, se soluciona con un sueño al que José atribuye origen divino para dejar solucionada la cuestión. Porque no es tan fácil admitir la concepción sin el esperma varonil.

Pero nos queda otra inquietud ¿Cómo un obispo elegido con tantas precauciones por parte de la jerarquía eclesiástica completa (clero seleccionado, obispo, nuncio apostólico, Congregación cardenalicia de obispos, confirmación final y nombramiento por parte del Sumo Pontífice) puede permitirse afirmaciones ofensivas, descalificantes y erróneas sin que el episcopado rectifique sus afirmaciones?

Samuel Jofré Giraudo ya declaró públicamente que los juicios a los militares dictadores, torturadores y genocidas, estaban viciados de ambiciones políticas y debían revisare para anular muchas sentencias. Y en esta oportunidad como ahora ¡nadie dijo nada!

Como dato interesante hay que tener en cuenta que Jofré Giraudo ha sido asesor canónico en Arzobispado de Córdoba. Y los méritos logrados en su desempeño, junto al Cardenal Primatesta y al Arzobispo Ñáñez han sido probablemente los motivos de su encumbramiento. Pero su especialidad en derecho canónico no lo ha inclinado nunca a usar esta legislación como lo hicieron por ej. el P. Yorio y Angelelli, a favor y defensa de los derechos de los fieles sino en búsqueda de sanciones y penas para el castigo de toda posible transgresión. Quizás esto constituya una explicación de su proceder y el silencio de sus colegas.

 

 

Leave a Reply