Con Usted al PasoJosé Guillermo Mariani

Amontonando preguntas. Por Guillermo “Quito” Mariani

De acuerdo: es prematuro hacer juicio definitivo sobre la impactante muerte del fiscal Nisman. Pero es indudable que la prensa, alineada y voz de la oposición, eligió como táctica provechosa para sus fines destituyentes, la táctica de “amontonar” preguntas. Muchas de ellas fueron respondidas casi de inmediato por los detalles de la realidad, pero se siguen haciendo circular. Aunque todas las apariencias indicaban un suicidio., las preguntas fueron, desde la publicidad de la noticia, basadas en ésta que es una afirmación contundente ¿quién asesinó o mandó asesinar al fiscal?

A pesar de las conclusiones ya conocidas de una investigación nada complicada (el cuerpo bloqueando la puerta del baño, la pistola y el casquillo de la bala, el disparo en la sien, el testimonio de la guardia del edificio, la declaración del amigo anónimo que le proporcionó la pistola “para defensa personal” porque al parecer no le bastaban los diez custodios armados, y suponía que en la Legislatura tendría que defenderse “a las balas”…) que aseguraron ya que no hubo otra persona y que podría tratarse de un suicidio inducido pero no de un asesinato directo, se sigue insistiendo en el argumento de la falta de restos de pólvora en la mano que supuestamente manejó la pistola. Sin concer que, en una cantidad de casos conocidos, no logró detectarse pólvora en las manos de las víctimas, y mucho menos cuando se usó una pistola de buena calidad y de ese calibre. El sr. Lanata Clarín inventó, como accesorio, un maletín desaparecido que contendría las más graves acusaciones que se iban a revelar en la sesión de la tarde. ¿Puede imaginarse que todo el caudaloso historial de las importantísimas decisiones “magniacusatorias” del Fiscal, estuvieran reservadas en un simple maletín, sin archivos en computadoras y otros elementos electrónicos?

Aparecerán todavía, seguramente detalles mínimos que darán motivo para nuevas suspicacias: hombres araña para entrar por las ventanas, puertas desconocidas para acceder al departamento, complicidad de los custodios…y seguirá el “amontonamiento” de preguntas sugerentes.

 

Pero yo me atrevo a señalar que hay una pregunta que no se ha hecho, al menos, públicamente y convierte todo ese amontonamiento de aparentes inquietudes insinuantes de respuestas, en un ridículo recurso, peligroso incluso para quienes las formulan.

La pregunta clave es: ¿A QUIEN O QUIÉNES FAVORECE ESTE HECHO TREMENDO EN UN CLIMA POLITICO ELECTORAL QUE HA VENIDO EXPRESÁNDOSE Y ESPESÁNDOSE HACE TIEMPO?

 

Ciertamente no favorece al Gobierno.Todo lo hecho hasta ahora con un plan favorecido extraordinariamente por la prensa hegemónica, no ha disminuido en las encuestas moderadamente honestas, que se han venido realizando, la aprobación al proyecto y decisiones del Gobierno. Resultaba necesario un golpe mortal. Una denuncia de complicidad con el atentado de la AMIA, con toda la fuerza del periodismo, era una propuesta ideal. Y se dio con la persona acertada. Resultó verdaderamente conmocionante. Y logró entusiasmar para salir a las calles, a quienes estaban esperando algo así. “Yo soy Nisman”, decían algunos carteles maliciosamente ingenuos de esos miles de manifestantes. De ningún modo entonces, favorece al gobierno, la desaparición del Fiscal. Los escritos que iba a presentar a diputados están en manos de la Justicia. Era cuestión de tiempo para que pasaran al conocimiento de todos. (aunque Nisman se negó absolutamente a que sus declaraciones fueran filmadas por los medios). Pero el resultado apareció problemático a algunos, en último momento. Había que producir un escándalo mayúsculo. Una muerte había matado a Néstor. Una muerte podía matar a Cristina y con ella al proyecto kirchnerista.

Desde el 2008, con los cortes de rutas, agresivos e insultantes contra la Presidenta propiciados por la Mesa de enlace, vocera de la oposición; pasando por la muerte del militante del partido obrero Mariano Ferreyra (2010) resultado de la conspiración Pedraza-Moyano que fue señalada como elemento concurrente para la muerte de Néstor; el intento de abolición por declaración de anticonstitucional de ley de Medios tendiente a terminar con los abusos de las empresas monopólicas mediáticas, en el 2013; la acumulación de denuncias sobre “la ruta” del dinero de los Kichner seguida obsesivamente por la omnidenunciante Lilita y su colega Lanata modelo de imaginación satírica; los ataques exitosos del desmoronamiento absoluto de la personalidad y crédito del Vicepresidente; la adhesión a la acometida de los fondos Buitres; las denuncias y manejos de la causa Telesur….todo venía resultando fallido. La destitución no llegaba ni por la violencia ni por las elecciones anticipadas.

Una explosiva denuncia acompañada de un embargo de bienes espectacular y abarcando a las principales figuras del gobierno fue elaborada por un Fiscal, desacreditado ante los familiares de las víctimas del atentado de la Amia, por su larga ineficacia en la marcha de la causa. Y con una estrategia verdaderamente mafiosa se logró que su muerte conmocionara la opinión pública.

Quedan indudablemente, cosas por especificar. Entre ellas: ¿quién o quienes convencieron al Dr. Nisman de no hacer el papelón en la legislatura y convertirse en héroe de la resistencia? -La línea CIA, SIDE (Stiuso), Nisman tiene que ser investigada a fondo.   -Aunque como posibilidad más remota, también las relacionadas con los acusados, hasta ahora impunes, en la causa de la AMIA que, de ninguna manera están ausentes de la conmoción causada por atentados a nivel internacional.

 

Mis reflexiones son un espontáneo análisis de lo que conozco hasta ahora. No me ofende que las califiquen de parciales o excesivas. Mi deseo como el de muchos que no aparecen todavía porque ante ciertas ambigüedades es mejor guardar silencios de espera, es que la verdad aparezca y las mafias desparezcan de la contienda política democrática argentina y mundial.

Leave a Reply