Seguinos en Facebook

Búsqueda por Autores

Navidad, Palabra y Hombre Nuevo. Por Guillermo “Quito” Mariani

Nacer es dar la vuelta a una esquina de la vida

y afrontar la aventura y el riesgo sin medida

Nacer es aprender a ser hombre con los otros

con manos juguetonas y con llanto en los ojos.

Nacer es un proyecto preñado de horizontes

todos ellos posibles y todos seductores.

Nacer es la verdad del amor de los cuerpos

que en el calor de un vientre se convierte en misterio.


En Belén una noche nació un chico cualquiera

de ilustre descendencia pero envuelto en pobreza

Con padres como todos, con sueños y temores,

y el aceptado encargo de enseñarle a ser hombre.


Creció el niño jugando, adoleció dudando,

y afrontando carencias maduró en el trabajo

Compartiendo con todos, dolores y consuelos,

aprendió a liberarse de esclavitud y miedos.


Sintió que si quería, podía realizarlo

y gestó el horizonte de un pueblo liberado.

Dio miembros y coraje a cada mutilado

libertad y horizontes a cada dominado.


El era la palabra esperada por siglos

encerrada en la mente del cosmos infinito,

que se hizo voz humana para romper silencios

y se hizo hueso y carne para hacernos amigos.


Palabra que nos trajo con calor de caricia

el amor ignorado de la fuerza creativa.

El que fue latigazo para cada injusticia,

levantó voluntades y animó rebeldías
Contagió de esperanzas a los desamparados

y arrasó la soberbia del poder desalmado.

Se calló solamente con clavos en las manos

y el rigor de la muerte apretando sus labios.


Concebido en el seno de una familia pobre

aprendió a ser palabra aprendiendo a ser hombre.

De la noche ignorada de su primer silencio

brotó la luz que alumbra nuestro propio misterio.


Recuperó en sus fuentes nuestra misma palabra

el signo y la experiencia de dignidad humana.

Palabra  que gestada, por dentro nos construye,

y cuando se comparte nos madura y nos une.


Navidad es palabra, raíz del hombre nuevo

Navidad es palabra encerrada en silencios

para que con las nuestras la hagamos elocuencia

siguiendo sus caminos y pisando sus  huellas.


Navidad, por encima de todas las figuras

es enérgico impulso a vivir la aventura

de ser hombres a pleno: sentimiento y palabra

que construyan sin sombras el mundo del mañana.

Leave a Reply